El siguiente post fue escrito por un miembro del Grupo Linux de la Universidad Distrital, los pensamientos y opiniones expresados son del autor y no aquellos del GLUD o de la Universidad.

Este artículo apareció por primera vez en mi página web https://juankz.github.io/

Una de las razones que más escucho cuando se habla de las ventajas del software libre es el pago de licencias, muchas personas aseguran usar software libre simplemente porque que no tienes que pagar absolutamente nada por usarlo. Pero este es un gran error.

La verdadera ventaja del software libre es el hecho de poder estudiarlo, modificarlo y distribuirlo; no que sea gratis, pues el hecho de que alguien invierta un gran tiempo desarrollando un software implica que hay un costo. El software libre no te obliga a pagar por usarlo, esto lo diferencia del software privativo de pago, pues el último te obliga a pagar, mientras que el primero confía en que vas a contribuir de vuelta al proyecto. Al decir contribuir, no me refiero únicamente a mejorar el código fuente, pues existen muschas otras formas de contribuir a un proyecto de software libre, entre ellas:

  • Contribuir a la documentación
  • Traducir el software
  • Traducir la documentación
  • Crear tutoriales
  • Promover o hacer mercadeo del software
  • Si no puedes aportar con ninguna de las anteriores, considera donar dinero a los desarrolladores principales.

Es cierto que en un proyecto de software libre contribuyen cientos de personas, pero siempre existe un grupo de desarrolladores principales que dedican una gran parte de su tiempo a mejorar el software, generalmente este grupo lo constituyen los creadores del proyecto y otras personas que han hechos grandes aportes al mismo. Muchas veces estos desarrolladores tienen otros trabajos pagos y contribuyen al proyecto en su tiempo libre y así logran crear cosas asombrosas, pero ¿Que pasaría si esos mismos desarrolladores fueran pagados tiempo completo para desarrollar el mismo producto de software libre? Lograrían crear algo realmente increíble.

Un ejemplo es Godot Engine, un motor de videojuegos que compite a la par con motores de juegos privativos. La fundación Mozilla inyectó dinero para mejorar el soporte de videojuegos en HTML5, de esta manera, se pagó tiempo completo al desarrollador principal, y esto disparó grandes avances en la nueva versión de Godot Engine logrando resultados absolutamente asombrosos. Piénsenlo bien, un solo desarrollador dedicado completamente al proyecto logró mejorar en gran forma el producto, si más compañias y personas donaran parte de los ingresos generados de los videjuegos creados con Godot, este motor lideraría el mercado de desarrollo de videojuegos, es una relación de ganar-ganar.

Entonces, si estás haciendo dinero utilizando software libre realmente deberías cosiderar donar una parte al desarrollo de dicho software, porque así lograrás en el futuro mejorar los productos que hagas, despues de todo, si existen compañias que ofrecen un producto similar a un costo determinado, ¿Porque no aportar un costo similar a un proyecto de software libre?

Pero si el dinero es un factor crítico, como en el caso de un emprendimiento, entonces usar software libre es conveniente para recortar costos en un pricipio. Así mismo cuando una empresa empiece a obtener ganancias, lo ideal es devolver el favor donando al software para que este mejore y así mejorar los productos de la empresa de nuevo, se convierte en un circulo virtuoso basado en la colaboración. De nuevo, es una relación de ganar-ganar.

La próxima vez que uses una aplicación libre piensa en todo el trabajo de las personas que la crearon y la mejoran, todo para que puedas disfrutarla y sin esperar nada a cambio, sería un gran detalle mostrar agradecimiento aportando algo en retorno.